10 películas para ver en San Valentín si estás soltero

13:25

10 películas para ver en San Valentín si estás soltero

Mientras todos están cenando en restaurantes elegantes o haciendo cola para entrar a ver una película cursi, tú puedes pasarte el día viendo estos filmes excelentes.

En los momentos más difíciles de mi vida siempre he recurrido al cine en busca de respuestas. Sin importar la índole o intensidad de un conflicto o situación, existe una película perfecta que expresa todo lo que sentimos en esos momentos. Sin embargo, hay excepciones a esta regla. Esta es una de las razones por la que las personas se vuelven cineastas, para expresar algo de una manera que nadie había ilustrado antes.

Estar soltero solo puede ser efecto de dos causas: la primera es nunca haber tenido novia o novio, lo que es improbable. La segunda constituye un rompimiento amoroso, los cuales suelen ser inesperados y dolorosos. Pues no desesperes, hemos recopilado una lista que te ayudará a olvidar las tristezas y a alegrarte por tu independencia emocional actual.

10. Shrek

El éxito masivo de Shrek tiene dos causas: es una película bastante divertida que hace reír a los niños, y la trama general es igual de atrayente para los adultos, en especial a los que se encuentran solteros.

Shrek es un ogro espantoso, grosero, egoísta, impaciente, etc. Cuando se enamora de la princesa Fiona parece no tener ninguna esperanza de que esta le corresponda, hasta que descubre, con la ayuda de su mejor amigo, que ella es más parecida a él de lo se deja ver en la superficie.

En resumen, el sueño de todo perdedor que se ilusiona con salir con la chica más atractiva de "x" entorno. Es obvio que escenarios así no se dan en la realidad muy a menudo, por lo que Shrek es una fuente de esperanza.

En la realidad, tipos como Lord Faquaad suelen ser los vencedores.

Durante San Valentín, la esperanza de los solteros suele desvanecerse. Por eso recomendamos no salir ese día y quedarse viendo Shrek.

9. 500 Days of Summer

Todos hemos conocido a una chica como Summer. Nadie es más encantadora e interesante como ella hasta que se cansa de ti y se encuentra a otro en cuestión de semanas. Luego ves como todo los problemas que tenía acerca de ti se desvanecen cuando comienza una nueva relación con alguien mucho mejor.

Lo peor es cuando su elección está cien por ciento justificada.

Lo bueno es que, al final de la película, el protagonista se da cuenta de que su mundo no se ha acabado. Todavía existe esperanza de encontrar a alguien que le corresponda, a pesar de que la experiencia que acaba de tener no lo motiva a cambiar ninguna de sus prácticas personales perniciosas.

En resumen, la recompensa instantánea sin tener que cambiar en lo absoluto acerca de quienes somos que todos ansiamos en algún momento.

8. Trilogía de El Señor de los Anillos

Es normal mantener una relación con alguien que no comparte tus intereses al cien por ciento. Lo fastidioso comienza cuando están viendo una película particularmente complicada que, para entenderla bien, hace falta prestar completa atención y haber leído algunos libros para conocer el contexto.

Tu novia o novio empieza a preguntar las cosas más obvias y patentes, lo que te obliga a pausar la película cada cinco minutos para explicar el origen milenario de un personaje o la razón porque sí tiene sentido el final, lo que arruina completamente el ritmo del filme.

Pues, ahora que estás soltero, no estás obligado a nada, puedes disfrutar tranquilamente de las diez horas y media que dura la trilogía entera sin tener que explicar nada a nadie. Preguntas como: "¿esos dragones aparecieron de la nada? o que", "¿cuáles son exactamente los poderes de Gandalf El Inutil?" o "¿te vestiste con esa túnica solo para ver la película?", ya no te molestarán. Podrás disfrutar de la trilogía sin miradas juiciosas.

Trescientos euros bien gastados.

7. Forrest Gump

La historia de Forrest es agridulce. Participa y se destaca en decenas de sucesos históricos pero, al mismo tiempo, es ignorado por el amor de su vida, una hippie drogadicta (valga la redundancia) que lo mantiene en la friendzone hasta que se vuelve rico.

Forrest Gump pone en perspectiva las vidas de muchos de nosotros. Demasiados hombres y mujeres persiguen a alguien que no los ama por años y, como el protagonista del filme, nunca se dan cuenta de que la versión idealizada de esa persona no existe.

En la imagen: el momento en el que Forrest se da cuenta de que su sufrimiento previo no valió la pena.

6. Saving Private Ryan

Como es evidente, la trama de Saving Private Ryan es una metáfora de una relación destructiva. Un grupo de soldados intentan salvar a Matt Damon, el cual se encuentra luchando en LA guerra. Su misión es llevarlo de regreso a casa sano y salvo, para que su único familiar no pierda la cabeza.

Sin embargo, el idiota de Ryan no quiere irse. A pesar de que lo racional sería dar gracias por la oportunidad y largarse de allí, el soldado arrastra a sus compañeros a la muerte, solo porque no quería manchar su honor.

Y termina llorando como un bebé.

Esto sucede constantemente en la vida real. Un grupo de amigos se da cuenta de que un camarada está sufriendo demasiado, producto de una relación perniciosa, por lo que se proponen rescatarlo, convenciéndolo de que la termine. Pero el muy testarudo decide seguir amargando a todos con sus dramas innecesarios, hasta que el grupo se desintegra y el queda solo, idiota y solo.

Reflexionar sobre esta cinta puede ayudarnos a no volver a cometer un error así o, si nunca te ha pasado, pues a tomar medidas preventivas a futuro.

5. Interstellar

De no haber sido por la existencia de los hijos de Cooper, la trama de Interstellar habría transcurrido de la siguiente manera: Cooper es seleccionado para ir al espacio, llegan al planeta de Matt Damon y se dan cuenta de que es basura, se dirigen al planeta restante con Matt Damon como prisionero, instalan la nueva colonia humana, fin.

Su relación con sus dos hijos sostiene todo el drama y todas las dificultades del filme. Lo que nos hace preguntarnos: ¿vale la pena tener hijos aunque estos constituyan un obstáculo en tu camino para convertirte en un héroe espacial interplanetario casi divino?

Eso sí, el terrible final es culpa exclusivamente de Christopher Nolan.

La respuesta a esa interrogante será variada, pero es innegable que el protagonista de Insterstellar se hubiera ahorrado toneladas de sufrimiento si no tuviera hijos.

4. El pianista

Los rompimientos suelen venir acompañados de una gran dosis de sufrimiento emocional. Tanto así que muchos sienten que el mundo se ha acabado y que ya no vale la pena vivir.

En El pianista, el protagonista pasa por todos los sufrimientos posibles: pierde a todos sus seres queridos, sus pertenencias, su trabajo, en fin, toda su vida es pulverizada.

Además, cuando todo termina, igual tiene que vivir en un lugar así.

Películas de esta índole pueden ayudarnos a poner nuestros pesares en perspectiva y dejar de sentir lástima por nosotros mismos. Un rompimiento es difícil, ya, pero si Wladyslaw Szpilman pudo continuar con su vida después de todas las tragedias que vivió, lo demás parece fácil.

3. Volver al futuro

George Mcfly era el más nerd de todos los nerds. Sin embargo, logró obtener el amor de Lorraine. Primero a causa de la lástima, luego, del heroísmo. De este sencillo detalle dependía el curso de su vida, y necesitó de la ayuda de su hijo para realizar esta transición temporal.

En el primer escenario, George es un fracasado que es sometido constantemente por Biff Tannen, el guía espiritual de Donald Trump. Él y su esposa apenas se soportan el uno al otro, simplemente se acostumbraron a vivir juntos, pero no se aman. En el segundo, George es exitoso y feliz, al igual que el resto de su familia. Él y Lorraine parecen disfrutar de la compañía del otro, se aman de verdad.

Vivimos en el universo paralelo incorrecto.

Volver al futuro nos enseña que el verdadero amor no puede nacer de la lástima o la costumbre, sino de un respeto mutuo que luego irá evolucionando en algo más profundo. No saber esto es la causa de muchos de nuestros fracasos amorosos, por eso es esencial que vean esta película más temprano que tarde.

2. La La Land

Ya hemos dicho antes que La La Land es una joya cinematográfica, pero todavía no hemos señalado lo que enseña a los hombres del mundo.

En la película, Mia (Emma Stone) es la que seduce a Seb (Ryan Gosling). Es claro que la costumbre es que el hombre haga patente su interés por quien desea y lidere el proceso de seducción. Existen excepciones, pero esta es la regla general. ¿Entonces cuál fue la razón que inspiró a la protagonista a tomar la delantera y cortejar a Seb? Pues...

Ahí lo tienen.

El Internet está lleno de individuos que se quejan por ser relegados a la temible "friendzone". Pero la realidad es que tal zona no existe. Como Cracked ha mencionado antes, "friendzone" es un término vacío usado por individuos que piensan que solo por ser amables se merecen una relación.

"¿Pero si soy tan bueno con ella?" algunos preguntarán "Nunca me he aprovechado de ella, la escucho hablar por horas, siempre estoy ahí cuando me necesita...". Todos estos rasgos son compartidos por todo ser humano decente, y nadie merece un premio por ser un ser humano decente. Basta con adoptar la perspectiva contraria, ¿te sentirías atraído a alguien solo porque es gentil contigo? Lo más probable es que no.

Seb, por otro lado, ofrece muchísimas ventajas para alguien que busca una relación: es un músico profesional, tiene objetivos claros que quiere lograr a futuro y se ve como Ryan Gosling. Tres aspectos de su ser que son considerados atractivos. Y es falso que uno nace viéndose como Ryan Gosling. Si no me creen, les dejo una foto de Cristiano Ronaldo hace unos años, comparada con una actual.

El dinero cura todos los males.

Así que, la próxima vez que sientas el impulso de usar la palabra "friendzone", pregúntate primero: ¿poseo atributos atractivos? o solo soy gentil.

Claro que hay excepciones. Sin importar los atributos que ya poseas es posible que ni en ese caso consigas a la persona que quieres, pero esas instancias solo pueden ser diferenciadas por ustedes.

1. La trilogía de Spiderman

El Internet está de acuerdo en que la trilogía de Sam Raimi es excelente. Ningún otro Spiderman hasta la fecha ha sido mejor interpretado ni tan fiel al cómic.

Sin embargo, la excusa que se inventa Peter Parker para no revelarle sus sentimientos a Mary Jane es de lo más endeble. Afirma que trata de protegerla de sus enemigos, pero luego de que ella averigua que es Spiderman en la segunda entrega de la franquicia, de repente todas sus razones morales desaparecen. Mary Jane sigue en peligro pero ya no le importa. En realidad, todo era una excusa para proteger sus propios sentimientos.

Representación gráfica.

De esta trilogía se puede aprender que hasta Spiderman teme al fracaso. De igual forma, adopta una actitud pasiva frente a sus deseos. Si Mary Jane no fuera una traidora y no hubiera dejado plantado en el altar a su novio astronauta, quizá Peter nunca se hubiera arriesgado a ser rechazado. Si en alguna situación tiene sentido la frase "No seas como Spiderman" pues esta es.


gifgifs.com
Agradecemos a Juan Carlos Orellana
Fuente: http://bit.ly/28S3P49

You Might Also Like

0 comentarios