No contaban con su astucia: Honor 8 Pro, ¿la gran sorpresa en gama alta del año? Lo probamos

3:12

Honor 8 Pro Principal

Pensábamos que con el LG G6, el Huawei P10 y P10 Plus, el Sony Xperia XZ Premium y el S8 ya presentados el siguiente movimiento en la gama alta de smartphones vendría de la mano de Apple. Pero no. Honor acaba de mostrar su Honor 8 Pro, conocido en China como Honor V9, un flagship con especificaciones muy potentes que entra directamente al mercado en el segmento de los 500 euros.

Nosotros ya lo hemos podido probar y éstas son las primeras impresiones que nos deja este hermano mayor del Honor 8:

Especificaciones del Honor 8 Pro

Honor 8 Pro

PANTALLA

5,7 pulgadas Quad HD (2560 x 1440) 515dpi
Gorilla Glass 3

PROCESADOR

HiSilicon Kirin 960 octa-core 4x 2,4GHz + 4x 1,8GHz

RAM

6GB

MEMORIA

64GB + micro SD de hasta 128GB

SOFTWARE

Android 7.0 EMUI 5.1

CÁMARAS

Cámara principal: 12MP + 12MP
Cámara frontal: 8MP

CONECTIVIDAD

Wifi 802.11 b/g/n, 2.4/5GHz Bluetooth 4.2
Sensor de huellas
USB Tipo-C
USB OTG

BATERÍA

4.000mAH Tecnología de carga rápida

DIMENSIONES/PESO

157 mm x 77,5mm x 6,97mm
184 gramos

COLORES

Azul, negro y oro

PRECIO

549 euros

Elegancia metálica y curvada

Honor 8 Pro Frontal 2

El Honor 8 Pro opta por un diseño con bordes suaves y curvados y un cuerpo de metal. El acabado se siente muy agradable en la mano y, si bien monta en unas generosas 5,7 pulgadas de panel, es bastante manejable. Además, esas curvas son lo suficientemente sutiles como para que el agarre no se vea perjudicado.

El porcentaje de aprovechamiento de pantalla es del 79% según Honor, por lo que entra dentro de la tendencia de smartphones sin casi marcos de este año. De la misma manera que en el Honor 8, en el frontal no hay botones físicos y, aparte del logo de la marca, como elemento principal nos encontramos con la cámara selfie de 8 megapíxeles.

Como es habitual tanto en Honor como en Huawei, el lateral izquierdo se reserva para la ranura SIM y microSD y el derecho para los botones de subir/bajar volumen y encendido/apagado.

Ya en la parte posterior nos topamos con la doble cámara con un sensor RGB y otro monocromático, ambos de 12 megapíxeles. A su derecha se encuentra el flash y justo debajo el sensor de huella dactilar, bastante efectivo en nuestras pruebas, aparte de también incluir en él los gestos de desplazamiento que ya conocimos en el Honor 8 (deslizar hacia abajo en el sensor nos permitirá acceder al panel de notificaciones; pasar a la foto anterior o posterior cuando estamos viéndolas en modo pantalla completa).

La unidad que nosotros hemos probado es de color azul (Navy Blue), aunque también estará disponible en dorado (Platinum Gold) y negro (Midnight Black), que son las elecciones cromáticas de moda y asociadas a una gama "premium". En este aspecto el Honor Pro 8 cumple y muy bien por fuera.

Un hermano mayor que más bien parece un papá

Honor 8 Pro Encendido 2

El Honor 8 Pro mejora prácticamente en todo a su hermano menor, el Honor 8. Tiene 6 GB de memoria RAM, 64 GB de almacenamiento (ampliables hasta 128 GB vía microSD), monta el Kirin 960 (el mismo que el Mate 9 y los Huawei P10 y P10 Plus), mejora hasta la resolución QHD y tiene una batería de 4.000 mAh. Como vemos, no solo es que sea una evolución del Honor 8, es que mira de frente a los actuales gama alta de Huawei, así como a LG, Sony y Samsung.

Con estas especificaciones y un precio de 549 euros será un serio rival para la gama alta de este año.

Su precio en Europa será de 549 euros y en nuestras pruebas nos ha quedado claro que es un serio rival para toda la gama alta Android de este año. Esos 6 GB de RAM permiten una gran fluidez. Se nota al instalar aplicaciones, cuando jugamos o cuando le metemos caña con vídeos y varias apps a la vez.

Lo probaremos mucho más a fondo en nuestra review, momento también que aprovecharemos para ver cómo de bien parado sale en benchmarks, pero la experiencia es, sin lugar a dudas, de gama alta top. Por poner una pega: ese panel IPS sufre en exteriores, no tanto por nivel de brillo, que es suficiente, sino por los negros, que se quedan cortos. Esto tiene más que ver con las propias limitaciones de la tecnología, algo que resuelven mucho mejor los paneles AMOLED.

¿Dos días completos de batería? Honor nos explicaba que con este terminal pretenden satisfacer las necesidades de usuarios exigentes a los que les gusta jugar, disfrutar de contenido multimedia y que puedan trabajar sin necesidad de un PC. Aquí es donde jugará un importante papel esa batería de 4.000 mAh, con la que Honor promete hasta dos días en uso normal y casi un día y medio para los más exigentes. Todavía no podemos pronunciarnos aquí, pero sí que hemos comprobado que la carga rápida funciona muy bien: en unos 35 minutos se ha cargado el 40% del teléfono.

Habrá que ver en el día a día si esa pantalla de 5,7 pulgadas y resolución QHD no es un coladero de batería, cómo de optimizado está ese Kirin 960 y hasta qué punto podemos ser exigentes con él (¿cuántas horas de pantalla?, ¿cuánto tiempo puedo jugar o ver películas), y para eso le dedicaremos el tiempo pertinente y lo contaremos en nuestra review.

Una doble cámara cumplidora, pero quizá su punto más débil

Honor 8 Pro Camaras

Algún sacrificio tenía que hacer Honor si quería mantenerse en el rango de los 500 euros. Le ha tocado a la doble cámara, que tiene una configuración que nos recuerda a la del P9.

Si hacemos memoria, los resultados de aquella cámara eran de notable alto, casi sobresaliente, pero es que en 2017 estamos viendo apuestas muy fuertes a nivel de cámaras, y aquí Honor está lanzándose con un planteamiento de abril del año pasado. Con buenos resultados, sí, pero del año pasado. Eso en gama alta puede ser decisivo para el potencial comprador.

En 2017 estamos viendo apuestas muy fuertes a nivel de cámaras y Honor opta por una configuración de cámaras de 2016

Los 12 megapíxeles son más que suficientes para ambos sensores, pero esa apertura 2.2 se queda algo corta comparada con el 1.8 del G6 y del P10 Plus, algo que notaremos, como es normal, en situaciones de baja luz. Más allá de eso, nos encontramos con la interfaz de cámara idéntica del Mate 9, P10 y P10 Plus y es que el Honor 8 Pro viene con la capa de personalización EMUI 5.1 preinstalada, así que sin novedades por aquí: modo profesional, modo retrato, sensor monocromático para fotos más artísticas. Interesante, eso sí, la grabación de vídeo a 4K.

Ahí van algunas pruebas con la cámara:

B N 2

B N

Bokeh 2

Bokeh

P Campo

Macro

Selfie

Macro 2

La opinión de Xataka

Es pronto para que podamos aseverar si esa premisa tan ambiciosa de Honor se cumple o no (la de no tener que depender de un PC si queremos trabajar, jugar o ver contenido multimedia), pero las primeras impresiones de este Honor 8 Pro son fantásticas. Diseño elegante y cuidado, desempeño muy fluido y con batería teóricamente de sobra, cámaras solventes aunque no sorprendentes, un EMUI 5.1 que viene sin apenas bloatware de fábrica, Android 7.0, y un precio muy competitivo: 549 euros.

Estará disponible a mediados de abril y seguro que para entonces ya habremos podido probarlo en profundidad en nuestra review, pero mucho ojo con este terminal, que puede ser la gran sorpresa de la gama alta de 2017.

En Xataka Android | Honor 8 Pro, cara a cara frente a sus rivales: otra gama alta es posible

También te recomendamos

Honor Magic apuesta por el diseño: todo son curvas en un teléfono con doble cámara

Cómo dejar la alergia fuera de casa con ayuda de estos electrodomésticos

Honor 8, análisis: Honor ya juega en la liga de los "grandes"

-
La noticia No contaban con su astucia: Honor 8 Pro, ¿la gran sorpresa en gama alta del año? Lo probamos fue publicada originalmente en Xataka por Cesar Muela .


gifgifs.com
Agradecemos a Cesar Muela
Fuente: http://bit.ly/2hGHn66

You Might Also Like

0 comentarios